Ir al contenido principal

Parte de mi vida.


No escribo para ustedes, escribo para los que no me leen.

Estoy en desacuerdo con mis amigos,  para que mantengan un pensamiento propio y no siempre me sigan.

Creo en la más absoluta independencia del ser humano, de aquel que piensa, razona y actúa cuando su hacer no provocará daño en otro.

No hago diferencias entre animales, soy uno de ellos. Diferente en muchos aspectos,  no mejor que ellos. Lamento no haber comprendido esto desde el comienzo,  me alegro de que hoy es parte de mí.

Algunos me han nombrado con diferentes adjetivos, unos buenos, otros a su manera. Simplemente entiendo que a medida que avanzo, avanzo y mientras voy haciendo, mi huella se va borrando.

El día que me toque cruzar por esa puerta, se que es inevitable. Lo haré seguro que por mí, otros no pasarán anticipadamente por ella.

No tengo más mandato propio que ser libre, honesto y respetuoso. Que así como lo exijo, lo doy.

No profeso religión, ni partido político, ni nación. La moneda es un instrumento de canje, sin ningún valor actual.

No discuto sobre lo que no sé. No digo lo que no sé. No comparto lo que no sé y menos si no he podido comprobarlo.

Busco que haya consecuencia entre mis palabras y mis pasos.

Soy pintor, amo los colores. Soy un enamorado, amo la diversidad. Amar es un asunto público, ¿a quién? Algo entre nosotros dos.

Afirmo que la nueva sociedad ha de estar cimentada en la educación, donde el maestro sea la profesión principal y enaltecer su práctica. Sin ellos, los demás ¿a quiénes nos debemos?

Por esto y más, escribo. No escribo para ustedes, porque ustedes ya me leen. Escribo y sigo haciéndolo, para esos que aún no están aquí leyendo. 


Photo by Mohamed Nohassi on Unsplash

Comentarios

Entradas populares de este blog

Temas simples, pero básicos para pensar.

No creo en una respuesta positiva frente a la conciencia que se le pide tener a los multimillonarios, a través de las redes sociales y otros medios. Ellos no tienen cómo o no quieren, dimensionar los problemas sociales. Simplemente no veo por sus actos, que muchos de ellos, tengan el gen de la humanidad en su ADN. Los catalogo como personas que se han fijado una única meta, hacer dinero. Varios años atrás con la aparición de los eBooks en un dispositivo, se dijo que el valor de la lectura no sobrepasaría el $1.99 en USD. Busque hoy libros por ese valor o gratis, esos son subidos en esa plataforma gracias a otras entidades. Lo que sí sucedió, fue eliminar a muchísimos libreros independientes, con el principio de esos precios y hoy, en que el mercado lo tiene prácticamente en sus manos, el dueño de esa empresa, fuera de vender a valores regulares, a comenzado la apertura de librerías. Mismo juego con los alimentos y otros muchos productos. Aunque en productos también maneja otra estrateg

Más que un intelectual

busca la empatía en ti. Desarrolla el sentimiento y la capacidad de identificarte con los demás.  Un ego crecido, no ayuda, salvo para crear arrogantes y esos, sólo saben imponerse para que los demás, obligados, los tengamos que soportar. Haz como los españoles en 1918 y "su gripe". "La Gripe Española". Primero, déjame contarte: Esa gripe, del tipo Influenza,   NO   se originó en España . Fueron los españoles y su prensa escrita quienes la dieron a conocer e informaron sobre sus estragos. Los demás países la ocultaron, para no afectar el curso de la Primera Guerra Mundial. Entonces, de ahí su nombre: Gripe Española,  por haber dado a conocer lo que otros quisieron ocultar. Somos arrogantes y frente a los desastres, desentendidos. Volviendo a 1918 y la Influenza tipo A . El primer caso registrado y brote de la epidemia, se originó en Kansas, U.S.A . Comenzó en una base militar Norte Americana y se extendió a otras bases, del mismo ejercito, en Europa. La fa

¡Necesitamos un líder o un salvador! ¿Político o Religioso?

Se me vino fácil el título, dejarle la responsabilidad, como siempre, a otro. Así nos la hemos pasados por décadas, mirando que otro haga, idee por nosotros y libre luchas que a su muerte, desaparecerán. ¿Deseas una lista? Sería odioso hacerla, hágala usted mismo. Lo primero que haré, es pedir disculpas a mis hijos y a todos los jóvenes que aterrizaron en este planeta después que yo. Llevo en la espalda, la misma responsabilidad de mis padres, haberme sentado a mirar cómo sucedían las cosas y haberlas dejado pasar. Fui lo suficientemente flojo, para dejar mi responsabilidad en manos de otros y esos, tuvieron menos conciencia que yo; pero no me puedo quejar, fui yo quien se los permitió. Ya está bueno y lo comparto contigo, para que tú también te sumes y digas, ¡Ya basta! El único Líder o Salvador que podemos esperar y tendremos, somos nosotros. La responsabilidad es nuestra y no tan sólo de los jóvenes. Contamos todos, nadie es desechable en este mundo y a quien tenga muchos años, le d