Ir al contenido principal

Manual instructivo del teléfono celular

Primero, es un teléfono.
Segundo. Si usted lo usa básicamente como cámara fotográfica, no pierda su tiempo leyendo esto.


No soy experto, ingeniero o radio operador, sólo manejo información básica y que entiendo.
Las señales Wi-Fi 2.4 GHz o 5 GHz no son iguales que la señal 5G. La diferencia lo hace su velocidad y su radio de alcance.
Todos hemos hablado y mostrado nuestra preocupación por la puesta en uso de 5G. Mayor velocidad de transmisión de datos. Mayor necesidad de torres. Mayor cantidad de satélites en órbita. Mayor cantidad de señal en nuestro entorno. Y además de otras muchas noticias, ¿ciertas o no? No es mi punto.
Desde que se utilizan señales electromagnéticas, estás han favorecido o perjudicado de menor o mayor manera nuestro entorno, a nosotros y la naturaleza que nos rodea.
Ya todos sabemos de beneficios: Televisores, Computadoras, Telefonos celulares, Sistemas de GPS, etc.
Pero no hacemos reparación en los perjuicios: Ondas que alteran nuestro descanso nocturno. Señales que confunden el sistema de orientación en Delfines, Ballenas, Murciélagos, por nombrar algunos; Abejas Scouts, Aves.
¿Qué puedo hacer?
Hay grupos que difunden distintas teorías y relaciones de la señal 5G con actuales circunstancias. A esos u otros grupos, hemos visto como han realizado ataques a torres de transmisión. Mi punto es mucho más simple, que el riesgo que encierra realizar una incursión de ese tipo.
No es necesario que mantengamos todo el día encendido nuestros equipos. Cuando hablo de encendido, es manteniendo su poder eléctrico activado. En el caso de un móvil, no es suficiente que la pantalla esté oscurecida, la unidad sigue enviando señales y recibiendo señales. Hoy mayoritariamente de rastreo. Apagarlo (power off) anula ese seguimiento, pero lo más importante, el flujo constante de señal. Millones de teléfonos apagados, estoy seguro harán una diferencia. Comienza por apagarlo durante tus horas de sueño. Piensa, medio planeta apagado, ¿son pocos? 
Tampoco he dicho que no lo lleves, hazlo, pero sólo enciéndelo cuando necesites hacer uso de él. Después, vuélvelo a apagar. Es una jodida, lo practico a diario, pero piensa en cuanto estás ayudándote y ayudando a todos, humanos y naturaleza. Te aseguro que con este pequeño gesto, te sentirás muchísimo mejor.
Lo mismo ocurre con Computadoras. Una pantalla en descanso, mientras no es usada, continua conectada y consumiendo energía. Además, aunque tú digas tener apagada tu cámara, existe otra en tu pantalla constantemente activada, al igual que en tu Smart Tv.
Todos estos equipos en casa, pueden conectarse a tu señal Wi-Fi. Estando encendidos, esta señal recorre todas las dependencias. Haciendo la práctica del apagado, puede disminuir esa absorción y con mayor razón, practicado por la noche, tu descanso físico mental se verá beneficiado. 
Cuando estés en el exterior, tu equipo dejará de estar solicitando a cada segundo la conexión, eso ayuda a limpiar la atmósfera de ellas y mejorará el hábitat de muchos otros animales, Aves, Cetáceos, Insectos, a muchos en general.
Mucho depende de nosotros, no de un "Salvador" enviado de Dios, o un "Líder" enviado por el Mercado de consumo.

Nota: Por experiencia personal, desde hace un tiempo, tengo que recargar la batería de mi móvil una vez cada dos semanas, también economizo energía eléctrica.

Energía eléctrica, otro tema en que podemos ayudar. Tema para otra entrada.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Retrocediendo o regresando?

A los amigos, a quienes con quien siento tener algo que decirles, o que deseo contarles y a su vez saber de ellos. A todos ustedes les dirijo estas letras y a los que las lean, les recomiendo tomarse unos minutos en pensar en adoptar un camino similar. No necesariamente tiene que ser el que he tomado, ustedes verán hasta donde lo abarcan.

A los amigos, les cuento que desde un tiempo a la fecha me he alejado de las páginas sociales del internet. Explicar el por qué, cuento largo. Pienso que cada uno de nosotros se va dando por enterado. En mi caso rayó en el rechazo ya absoluto a seguir siendo un consumidor usado y lector de banalidades. Veedor de un sin fin de fotografías sin idea de quiénes son, dónde están y otras morbosidades. Punto aparte, ESTOY FUERA y decidido a retomar el estilo de comunicación más antiguo que aprendí, reservar un momento para redactar y dirigirles una carta en papel, escrita a mano o utilizando una máquina de escribir, o una tarjeta o simplemente un dibujo, dep…

Más que un intelectual

busca la empatía en ti. Desarrolla el sentimiento y la capacidad de identificarte con los demás.  Un ego crecido, no ayuda, salvo para crear arrogantes y esos, sólo saben imponerse para que los demás, obligados, los tengamos que soportar.

Haz como los españoles en 1918 y "su gripe". "La Gripe Española".

Primero, déjame contarte: Esa gripe, del tipo Influenza,NOse originó en España. Fueron los españoles y su prensa escrita quienes la dieron a conocer e informaron sobre sus estragos. Los demás países la ocultaron, para no afectar el curso de la Primera Guerra Mundial. Entonces, de ahí su nombre: Gripe Española, por haber dado a conocer lo que otros quisieron ocultar.

Somos arrogantes y frente a los desastres, desentendidos.
Volviendo a 1918 y la Influenza tipo A. El primer caso registrado y brote de la epidemia, se originó en Kansas, U.S.A. Comenzó en una base militar Norte Americana y se extendió a otras bases, del mismo ejercito, en Europa.

La falta de empatía hacia …

Un pez tatuado en la nalga ©

Podría haber seguido durmiendo de no ser por el reloj que me recordó que eran pasadas las diez y que junto a mí, tengo una morena que en mi cabeza abombada no logro adivinar qué promesa le habré hecho para que esté ahí. Le miro sus pechos jóvenes desnudos y descubro que están bien puestos, más de lo normal acostumbrado; la cadera corre bajando por el terso glúteo hacia la angosta cintura; todo brilla en esa piel oscura. La oigo quejarse cuando se vuelve a acomodar; el pez tatuado en su otra nalga me mira al darse cuenta que ha sido descubierto.  Se acomodar otra vez introduciendo sus brazos bajo la almohada, su rostro indica hacia un costado mientras su crespa cabellera cubre el resto de la funda. A estas alturas aún no encuentro respuesta a su visita. Descansa sobre el vientre.  Retiro otro poco la sábana disfrutando su cuerpo; una pierna flectada y la otra completamente estirada, entre ellas…  ¿Cómo llegó hasta acá? Me pregunto y cuando decido averiguarlo oigo su voz. —Hola guapo. Despert…