Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2018

Un huevón hastiado

Hay tanto suceso pasando, que entre preocuparnos de todo, no llegamos a solucionar nada.
—¡Ay!  —gritó la vieja cuando vio a ese pobre animal mojado hasta habérsele traspasado el cuero.  Acto seguido publicó:  —Deberían adoptarlo, o el gobierno...  —y continuó con su letanía de palabras e ideas hacia los demás.
Una jovencita se puso a tejer suéteres para perros pulgosos o con garrapatas y publicaba pidiendo ayuda  —Hay que cuidarlos del frío  —era su consigna. Al término del verano se encontraron esqueletos envueltos en lanas.
—A ver, traigan a ese para acá  —lo pusieron en un vehículo junto a su mujer y los deportaron.  —Al niño métanlo allá  —fue la siguiente orden y se quedó solo en una jaula.  Las publicaciones fueron variadas.
—¿Lo tienes?  —preguntó uno de casco.
—Directo en la mira  —respondió el franco tirador.  Seguido se oyó la detonación y tras la reja caía un niño baleado en una pierna.  Se denunció que esa es la estrategia usada para eliminar a otro de la protesta, sabien…

El Puño Izquierdo. Final ©

(continuación)
Cuarto Round y final
La nueva sacudida disminuye más mi posibilidad de escuchar el relato.  Con la hinchazón de la mano, el muro interior se hace convexo. Aún no logro recuperar la estabilidad perdida con el golpe anterior y ha llegado éste.  El ruido tras el impacto, ha sido la caída de un árbol en un silencioso bosque, acompañado con todo su sonoro quebrar de ramas y tronco.  Pienso en los huesos de esta mano izquierda, mi nueva oficina.

Cronopio

Si eres un lector buscador, aquí hay un sitio que me permito recomendar, aunque supongo que ya muchos de vosotros lo conocéis.
En mi caso, comencé a seguirlos en la búsqueda de los Cronopios de Cortázar y me quedé con ella.  Inténtalo, estoy seguro que será una experiencia interesante.


Revista Cronopio

Futbolerías con Galeano

https://www.youtube.com/watch?v=91uos4vJLzo

Para estar en el día, hoy comparto Futbolerías con el gran escritor uruguayo Eduardo Galeano (1940 - 2015)
El era un gran seguidor de este deporte, gustaba de hablar de él, como de verlo y declarado por él mismo, ya fuera en cancha chica o en grandes estadios.
Una nota para hoy día de Mundial de Fútbol

El puño izquierdo III ©

Tercer round
respectivos rincones rumbo al centro del cuadrilátero.  En señal de saludo, chocan sus guantes y comienza el más esperado enfrentamiento del siglo  —anuncia el relator.Siento el choque amistoso y los dedos de la mano donde me encuentro hacen su acomodo y aumentan la presión de unos contra otros. Calculo que son los movimientos de aprontes dentro del primer round.—Ambos rivales han comenzado a probar distancia.  Hacen un estudio de su oponente sin que ninguno se decida a tomar la iniciativa del combate. Cruzan un par de golpes y vuelven a alejarse. Recorren el ring entre saltos, cambios de guardia, amagues y nuevas retiradas.  Ambos buscan ponerle un ritmo propio.Puedo escuchar al relator a través de mis audífonos y cada vez más pienso que todo esto es una estúpida y desagradable broma que la vida me está pasando.—Luego de un primer asalto sin mayores daños, con sólo los habituales estudios, el público comienza a impacientarse. Vuelve el llamado de la campana para dar inic…

El Puño Izquierdo II ©

Segundo Round:


¿Alucino? No. ¿Qué es? ¡No lo sé! He sido puesto dentro de la palma izquierda de uno de los boxeadores.  La puedo ver atada en vendas y cubierta en el cuero interior de un guante. ¿Cómo sé que es un puño izquierdo? Por la postura que tiene adoptada la mano dentro del guante. Imagínense dentro de él, dentro del puño, envuelto entre vendas, apoyado o más bien apresado entre piel y tiras de género. Ahora podrán estar consciente que es una mano izquierda y no la otra. También, si lo han visualizado completamente, podrán sentir la estrechez del espacio, lo apretado que se está junto a cada articulación circundada por la amarra reglamentaria y el calor sofocante que hay dentro de este pequeño lugar y atado a fuerza.Realmente no sé cómo he llegado hasta acá. ¿Qué ridículo antojo de la naturaleza, pudo situarme en el lugar más extraño para asistir a un combate? ¡No lo sé! Además la pelea es entre los pesos completos.  Yo tan sólo cubro los 65 kilogramos; nunca he sido un buen de…

El Puño Izquierdo ©

A los seguidores de este blog:  esto será como en los viejos periódicos, está enfocado en hacer una entrega diaria de la historia.
El Puño Izquierdo Photo by Ryan Tang on Unsplash
Un cuento creado por Darío Navia Pohl©
Primer Round
A mi regreso a casa, luego de haber estado unos días hospitalizado, he podido comprobar lo dicho por Elena, mi mujer.  Tal como ella me lo describió, encontré junto a la máquina de escribir, unas páginas teñidas color ocre y ondeadas, como si hubieran estado expuestas a la humedad.  La última aun permanecía en el rodillo.  La arranqué y me senté a leer.  Concluí sin hallarle explicación.